Este contenido pertenece a TheProject.ws

Decidir qué gestor de tareas utilizar es muy personal y no resulta sencillo aconsejar. Es como los zapatos. ¿Para qué las quieres? ¿Necesitas deportivas? ¿Para running? ¿O trecking? Con este tipo de software pasa algo parecido: decidnos qué necesidades y nos será más fácil deciros si sólo necesitáis un checkbox de tareas realizadas o pendientes, o bien un súper software para hacer trabajar proyectos colaborativos entre cinco empresas.

De momento, después de estar casi un año probando tools diferentes, me decidí por RememberTheMilk, versión Pro. Su eslogan es ‘Nunca olvides la leche (o cualquier otra cosa) otra vez’. Queda claro para qué sirve esta herramienta. Remember The Milk es un Gestor de Tareas (también conocidos como To-Do) que aporta cinco cosas que yo, como persona humana, pido como must-be:

  1. Con interfaz de uso + app + syncro en todos los dispositivos que tengo: PC-Windows, iMac, iPhone y iPad
  2. Con recordatorios
  3. Con etiquetas, para poder clasificar tareas (tags)
  4. Con listas, para poder trabajar por proyectos o aplicar GTD
  5. Con integración en gmail / gcalendar

Algunas características más que ofrece RTM y que valoro positivamente son:

  • Las búsquedas de texto son potentes
  • Permite enviar tareas a otros usuarios de RTM que quedan en la lista ‘enviados’ y permiten hacer seguimiento
  • Podemos y pueden enviarnos tareas por correo electrónico a la cuenta propia de RTM
  • El precio de la Pro es bastante asequible, porque son 25 dólares anuales
  • La interfaz de RTM es aséptica, basada en web, pero práctica y funcional (la de Wunderlist es mejor, por ejemplo, con drag-drop)
  • Las tareas pueden geolocalizarse
  • Es multidioma, incluyendo catalán, castellano e inglés
  • Las tareas disponen de muchos campos de información y pueden añadirse anotaciones, tiempos, fechas…

Tarea-web

 

Otras de las cosas que me gustan de RTM por su utilidad (me consta que otros productos de la competencia también lo tienen) es que nos ‘entiende ‘. Dos ejemplos:

  • Cuando datamos una fecha para nuestra tareas podemos poner “el próximo martes” o “mañana”
  • Cuando nos enviamos una tarea por correo electrónico podemos usar los símbolos “@”, “”, “#” para especificar la lista, la prioridad o la etiqueta que queremos aplicar.

Mobile, la nube, el itínere

Si estamos en el autobús o por la calle y necesitamos añadir una tarea, o disponemos de cinco minutos a la hora del almuerzo y queremos revisar qué tareas podemos dar como completadas, necesitamos que la herramienta nos dé un buen servicio. Y sí, RTM tiene una interfaz bien resuelta a nivel app. A continuación veréis cuatro capturas directas de la aplicación nativa del iPhone para que lo juzguéis vosotros mismos:

 

iphone-semana iphone-entradaiphone-listaiphone-tarea

 

Para terminar, os invitamos a probar la versión free y a decirnos que os ha parecido. Y si encontráis alguna nueva herramienta que cumpla los cinco requisitos que hemos puesto al principio, no dejéis de explicarnoslo por twitter, correo o en clase.

 

MÁS COSAS

Como aprendizaje, GTD (Getting Things Done) es una metodologia per trabajar siendo más productivo, basado en el best-seller de David Allen. Aconsejable, pero ojo! porque puede convertirse en religión y culto…

Como curiosidad, a principios de 2013 todas mis tareas desaparecieron misteriosamente de las listas, desde cualquier máquina. Resultó ser un problema con una extensión de Chrome, cosa que no habría resuelto por mi mismo. Suerte que tuve la ayuda de un ser humano del equipo de RTM (por ser pro). Gracias de nuevo!

Como ampliación, os dejamos aquí una mega-híper-exhaustivo cuadro comparativo de ‘task management and to-do list web apps’ para que lo estudiéis en vacaciones (yo también le echaré un vistazo). Está actualizado de primer trimestre de 2014.

Como deberes, y si decidís darle una oportunidad a más largo plazo a RTM, os recomendamos que instaleis la extensión de Chrome ‘A Bit Better RTM’. También os puede ser interesante integrar RTM con gmail aquí.

Y ahora que se acaba el curso, un libro ligero, para niños. Como el Fortunately The Milk!, del grandísimo autor Neil Gaiman (soy fan!). Una aventura ilustrada la mar de tonta!

ESCRITO POR ISRAEL CONEJERO ARTO

Diplomado en empresariales, con tendencia hacia el marketing y la comunicación, la usabilidad, la movilidad y el 2.0. Máster en eLearning y TIC. Creyente convencido del lifelong learning. Desarrolla su actividad profesional en el Área de Tecnología Educativa de la Universitat Oberta de Catalunya como Project Manager y asesor de proyectos europeos e internacionales (USA, Latinoamérica) en el ámbito de eLearning y TIC. La inquietud de los años más jóvenes le llevan a iniciar la docencia en el año 1988. Aunque prefiere considerarse comunicador de conocimiento. También tiene experiencia como emprendedor, ya que la crisis del 1992 le llevo a fundar y dirigir un centro de estudios local que dejó atrás para entrar en la aventura UOC en 2006. Lector, inglés practicante, y applefan desde 2008. Autodidacta en tecnología, empezó a programar a los 12 años con su Commodore 64K y siguió programando hasta los 21. Treinta años después prefiere las personas y aprender con ellas.