Érase una vez

El ‘érase una vez’ de Salto con Red nació de una pregunta y de una observación.

La pregunta es que cómo es posible que personas tan preparadas e inteligentes, llegado el momento de montar su empresa, no sepan por donde empezar y se olviden de factores clave de libro. Empezando por el más importante: ellas mismas.

La observación es la que haría un marciano si aterrizara en este país. Su conclusión sería que está chupado montar una empresa: miles de actividades, días del emprendedor, subvenciones, ayudas, centros de promoción económica, políticos que dicen apostar por el emprendedor, programas con premios, puntos de tramitación telemática. En fin, esto en Marte no pasa, por lo que aquí quién quiera puede emprender, se dice el buen marciano.

failcon_05

Por tanto, si en este país tenemos personas con mucho talento y con ganas de convertirse en empresarios,

¿por qué no ponérselo fácil (de verdad) para montar su empresa

y ayudarles a quitar piedras de su camino?

Esta pregunta fue el punto de partida de Salto con Red. Y querer focalizarnos en ayudar a estas personas a consolidar el pilar básico de cualquier proyecto: EL EQUIPO.

MÁS INFORMACIÓN AQUÍ