2304874364_cd78bd8073

Aunque quizás el post tendría que ir en positivo, es decir, ¿cómo seleccionar?, mis más de 20 años de experiencia en selección, con clientes de todo tipo, me confirman que cuesta mucho no cometer habitualmente los mismos errores.

Por ello, voy a enumerar las 4 principales acciones que nunca deben llevarse a cabo con tal de realizar un proceso de selección con mayor probabilidad de éxito.

  • Organigrama versus Personigrama. Un clásico, llevado ya a su máxima expresión en los equipos emprendedores. Lo típico es encontrarse con alguna persona que nos genera un “buen feeling” y pensar “a éste lo quiero en mi proyecto, ya le daremos tareas porque tenemos la tira”. Esto es el Personigrama y se convertirá, seguro, en el “maldito feeling”. Lo correcto es hacer Organigrama, es decir, reflexionar qué fortalezas tengo cubiertas con mi equipo y cuáles son aquellas debilidades clave para la consecución de los objetivos empresariales. En base a esas debilidades, elaborar un perfil de qué tipo de experiencia, aptitudes, actitudes y competencias debería aportar la nueva persona a incorporar. Con ello aseguraremos mayor objetividad en el proceso de selección.
  • Corre, corre. De repente, un día, nos damos cuenta de que hace más de 6 meses deberíamos haber empezado a buscar o haber encontrado una persona X para la posición Y. Esa falta de previsión y planificación, asegurará un proceso de selección angustioso e incluso agónico.
  • Copy-Paste. ¡Cuántas veces me he encontrado con Directivos que tienen en la cabeza a alguien como modelo y buscan su clónico! No existen clónicos de nadie. De nuevo, como he dicho en el primer punto, hay que seleccionar con el perfil en la mano.
  • Lo hago yo y me ahorro una pasta. Cuántas personas han pensado y piensan que un proceso de selección lo pueden llevar ellas mismas, reduciendo costes en la contratación de un experto. La máxima “lo barato sale caro”, suele cumplirse casi al 100% en estos casos. Más allá del resultado final, si los que han llevado procesos de selección por su cuenta, sumaran el coste de las horas dedicadas a ello y el coste de oportunidad del tiempo dedicado a la consecución de objetivos imposibles de subcontratar, puedo afirmar que haber contratado a un Consultor/Empresa de Selección les hubiera costado mucho menos.

Conclusión, lo mejor que puedes hacer, si estás pensando en incorporar a alguien a tu proyecto, es contratar los servicios de SALTO CON RED: Éxito seguro.

Artículo de Mercè Rius | Co-fundadora de Salto con Red